domingo, 31 de mayo de 2009

celulitis, arrugas, varices

falta de voluntad, tenaz, voluble, feliz, desdichada, con tantas virtudes como defectos ....

Si yo me quisiera tanto como te quiero a tí, seguramente no te querría

4 comentarios:

  1. Dicen...
    Que el amor propio, la autoestima, el quererse
    Empieza por uno mismo
    Dicen...
    Que para amar a otro, estimarlo y quererlo
    Lo tienes que entregar todo
    Y no lo discuto
    Pero no dicen...
    Que para ello
    Lo más hermoso
    Y lo que más ayuda es
    Sentirse amada, estimada y querida

    Quiérete...Porque también te quieren.

    "El Reiterativo"

    ResponderEliminar
  2. Querido Apañero, gracias y miles de besos con sabor a mistela para tí, pero me veo en la obligación de matizar tu comentario. Yo me quiero, bueno no siempre, pero estoy bien conmigo misma. Este blog no es necesariamente autobiográfico. En muchas ocasiones mujeres hermosas, maravillosas, son incapaces de ver que lo son, y eso les hace cometer errores soportando relaciones o situaciones que "asín" desde fuera resultan increibles. Este tema es muuuuuy recurrente en las conversaciones femeninas, por eso me he atrevido a hacer este comentario.
    No es mi caso, o no lo es en estos momentos, de otros ya te contaré... juas, juas, pero no sabes lo bien que "asín" sin querer me han hecho tus palabras.
    A sus pies, apañero

    ResponderEliminar
  3. Hola Princesa.
    Sobre todo a partir de la versión personacualquiera 4.0, las siguientes... 4.1, 4.2... etc., aunque te las descargues bien, se instalen correctamente y funcionen a la perfección, siempre quedan restos en el disco duro de las versiones antiguas que dan lugar a esos pequeños inconvenientes.

    Lo importante es seguir actualizando versiones.

    Ya me gustaría llegar a la versión David 9.x sin "tostar" la CPU (si pudiera llegar a la versión 9.xxx con el muelle en condiciones pues... mejor que mejor).

    Con esta modesta intervención, declaro oficialmente inaugurado tu blog, en lo que a mi respecta.

    ResponderEliminar
  4. Hombre.... si tengo que ser completamente sincera, yo para quererme mucho mucho, utilizo algún que otro juguetito adicional... pero es solo para quererme mucho mucho mucho... porque si no, para quererme y punto, ya me quiero yo bastante.
    Una, que nació débil.
    Caris.

    ResponderEliminar