jueves, 28 de mayo de 2009

Libro de Epistolas a Federico (I)

Hola!
Bueno, pues entre correo y correo, ya he acabado las urgencias. Ahora toca remangarse y ordenar la pila de papeles con un alto índice estadístico de que se acaben organizando ellos mismos y con el criterio universal de la gravedad y caída libre en la papelera.

Te voy a contar una cosa, que creo no haberte contado (si es así perdona, no quisiera parecerme a XXX que repite las cosas mil veces). Hace un par de meses se publicó en un dominical una entrevista con una neuróloga estadounidense que ha escrito un libro sobre la mente femenina, libro que por cierto encontré en la fnac y me pareció un plomo, pero la entrevista no tenía desperdicio porque en pocas páginas resumia algo que me encantó y con lo que me sentí muy identificada, bueno yo sola no, que la revista estuvo pululando por el despacho de mesa en mesa, y ahora no la encuentro, porque me hubiera reproducirte textualmente algunas cosas, aún así, y espero que no me falle la memoria, venia a ser algo así como:

- cómo puede saber una mujer que se la quiere? Necesita oirlo, oir que la quieren, que lo demuestren
-Y cómo puedo hacer que mi marido sepa que le quiero? Acostándose con él. Es así de simple.
- Si, pero no siempre resulta posible, el trabajo, el stres....? Los hombres y las mujeres tenemos un período de excitación diferente. En la mujer dicho período dura 24 horas. Cuando llega a la cama le pesa la bronca con el jefe, el enfado con los hijos, las tareas.... En cambio un hombre apenas necesita media hora y no le afecta, es más considera el sexo como la mejor recompensa a un día duro...
-Qué puede hacer entonces una mujer para disfrutar...? Desconectar la neurona

Bueno, pues es así, necesitamos SABER, sentir que se nos quiere, y no sólo en el momento, ya sabes... No es que seamos complicadas, sólo diferentes, y los chicos lo olvidais con frecuencia, vaaaaaale, las chicas tambien (bueno yo no, sinceramente creo que cuando dejo de ser afectuosa y de tener detalles con mi pareja no es por dejadez, es porque he tirado la toalla)

No voy a concluir con cosas que sólo se comentarían en una reunión entre amigas... tu eres inteligente, sabrás ir más allá.

Te ha parecido muy obvio? A mi me sorprendió. Ahora ya tienes alguna información más, tu sabrás cómo y con quien usarla, conste que yo no te he dicho nada.

Besitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario