martes, 6 de marzo de 2012

Hola!

Ya lo he confesado. No es ningún secreto. Me compro el Hola! (casi) todas las semanas. Me gusta. Me divierte. Las fotos son geniales, no tienen punto de comparación. Tu miras la boda del Felipe en Diez Minutos, en Lecturas, y ves las del Hola! No hay color. Eso sí, es la revista más cara del mundo, porque 2€ por una lectura de a lo sumo 30minutos sale caro, lo mires como lo mires, porque eso es lo único que haces: mirar.

En las últimas hojas van las recetas de cocina, que te dicen por ejemplo como preparar gozofritos al jerez, y los ingredientes son: un cuarto de gozofritos frescos, media cucharada de escafolcio picado... pero oye, llenan páginas. Lo mismo con los consejos de salud y belleza que son una risa, unas veces por obvios, otros por ingenuos, la más por antidiluvianos, y siempre publicidad encubierta.

Pero lo mejor, lo mejor con diferencia son.... tatachán: las entrevistas, y más mejor los titulares, y ver como son capaces de edulcorar las noticias hasta volverlas falsas como una moneda de 3 euros. A costa de que nadie salga mal, si hace falta se cambia un poquito la realidad, el encuadre de la foto y listo, como aquella vez (lástima no conservar el ejemplar) en que este jueves (todavía salía los jueves, no como ahora los miércoles) en que la Princesa Diana aparece en la portada sentada en el trampolín de al parecer un yate y el titular dice algo así como "la soledad de la princesa de Gales" y a la semana siguiente fallece en accidente con Dodi con el que al parecer tenía un romance ya más que "vox populi", pero ¿para que va la realidad a estropear una buena noticia? En fin. Una vez sentando que no es el BOE y por si alguien duda de que se pueda ir más allà, esta semana pasada aparece esto:



Pues si, queridas. Hay quien evoluciona y hay quien involuciona. Y luego está Ana Obregón con el cooperador necesario de Hola! y su inefable redactor Tico Chao, y porque no hay dos sin tres, falta el que maneja tan magistralmente el  photoshop que con el mérito que tiene si no aparece en los títulos de crédito (sólo peluqueros, estilistas y maquilladores, ja!), apunta a que a buen seguro que debe ser un becario, o un currele con contrato temporal que cobra a destajo, a razón de 3€ el borrón de arruga.

A ver.... No sé que quieres que te diga. Cuarentona? como dice un amigo, mentir no miente, porque los cuarenta los tiene, y posiblemente 20 más, pero tenerlos los tiene. Ha mentido? pues técnicamente no.

Que yo sepa, comparto edad con Paloma Lago, Marta Sánchez, Linda Evangelista... por poner un ejemplo... Aunque en alguna entrevista he visto con estos ojos que a la primera, así, sin ella darse cuenta, zas! resulta que está "estupenda a los 35 años".... en fin...

Yo creo que va a ser la carrera. Va a ser eso. Que estudiar y ejercer el derecho envejece (ya te digo yo que la mala ostia arruga como mínimo el ceño, y eso no hay botox que lo arregle sin una nueva ley orgánica del poder judicial). Así que lo de esta mujer, será cosa de la biología, no de la genética de una, sino de la carrera, o de que a fuerza de decir medias verdades,  acaba siendo realidad, que de eso si puedo dar fé.

A ver mañana con que nos desayunamos porque la de la semana pasada con temática Urdangarín ya estaba claro que "la infanta Cristina al lado de su marido" como todo resumen,  tiene su puntillo de gracia no me dirás que no.

Menos mal que mañana es miércoles!







No hay comentarios:

Publicar un comentario