viernes, 16 de enero de 2015

La meada de mi perro

Descartado el propósito, de "este año sí que sí que me apunto a un gimnasio" Descartado
He dicho "apuntarse" no ir, que esa es otra, que tampoco.
No tengo tiempo.
Uys que mentira más gorda os acabo de contar!!!
Puedo ir a mediodía. Pero es cuando mejor se trabaja, y además paso de acabar en forma si es a costa de ser acreedora de una úlcera de tanto estirar el tiempo. Va a ser que no.

Yo corro por las mañanas.
Me levanto-legañas-café-arenagatos-comidagatos-lavadora-almuerzos-desayunos-comida... yo respiro, inspiro y otras hiperventilo, pero nada, que no le veo la puta gracia a esto de correr porque ya me explicarás que músculo se te ejercita,  que no sea el de la mala ostia, que este sí que sí se refuerza con la  mancuerda de querer llegar a todo.

Ah! pero tengo Perro.
Y ese bendito no sólo me alegra la vida sino que me mejora la circulación, porque todas las mañanas me saca a pasear, y ya puestos, pues me he planteado hacer un par de kilómetros religiosamente (lo estoy cumpliendo) El tiempo lo saco de pegarme unos madrugones que te mueres y por ejemplo a costa de preparar los bocatas el sábado para toda la semana y congelarlos y otros trucos que he ido aprendiendo que ya os contaré.

No salgo a correr. No sé. No quiero. Paseamos a un ritmo importante, siempre y cuando no tenga que pararse a olisquear, levantar  la pata y mear a cada dos farolas, árboles y todo lo que va encontrando que le interese. Que debe ir pensando "mío" y suelta un pis; "mío" otro pis; "mía" otro pis.... y así hasta que llega un momento, que no le queda pis. Normal.

Pero él sigue levantando la pata y pensando "mío" "mía" y ampliando sus territorios y propiedades. Y yo con la botellita de agua pa limpiar los meaos, encantada de la vida.

Pues sí, amiguitos, yo veo a mi perro, y creo que hoy estoy en condiciones de poder probar, que hay otros especímenes que al igual que mi perro (más menos iguales de peludos, aunque menos adorables) se dedica a mear y no echar gota.

Fíjate y verás: Son los humanos que rayan un monumento para poner algo tan trascendente como "Manolo estuvo aquí" o los cuñados que siempre saben de todo, los vecinos que en una comunidad siempre tienen una opinión formada (y certera) sobre cada punto, el abogado del estado que de "buen rollito" te va tanteando posibles motivos para impugnar una resolución; el "anónimo" que denuncia lo que no le molesta ni le afecta, pero que es ilegal y por tanto asume que es su obligación, los  "cruzados" de la ley de propiedad horizontal, de la de arrendamientos urbanos, de la de procedimiento administrativo o de las normas estiba y desestiba de buques..... que ya me dirás pa qué cojones, pero es por eso: es levantar la pata y mear. Para  qué? pa lo qué sea! Para que sepan que "Paco estuvo aquí" para trascender, para heredar  la empresa, la administración, para sobresalir, para poner una pica en Flandes.... pa joder en definitiva.

Huyo si puedo, me enfrento si debo, y llevo mal cuando ni lo uno ni lo otro. Y en esta temporada "silenciosa" he vivido la apocalipsis de meones.

Mi perro no jode a nadie, no intenta reajustar el mundo a su visión, no es un "arregla parroquias" simplemente corre y es feliz atesorando kilómetros y kilómetros de terreno y mobiliario municipal. Todos los días







3 comentarios:

  1. Cuánto me alegro de que te hayas asomado por aquí, no nos dejes, haz el favor!! Que sepas que yo he debutado hoy en el gym y estoy a punto de desapuntarme. Necesito motivaciones, te apuntas??
    Besos y buen finde.
    http://universovarietes.blogspot.com.es/2015/01/marta-ortega-divorcio-expres-y-puesta.html

    ResponderEliminar
  2. Hola Nandín, tu ya sabes que es recíproco!
    Álvaro, no te resista, es peor. Hazme caso. Debemos asumir que el gimnasio no es para todo el mundo. No luches. Adopta un perro. Compensa y es el compañero ideal para dar largos paseos y para todo en la vida.
    Me paso por tu casa-blog ya mismo, que te tengo abandonado, con lo que me gusta a mí!!!

    ResponderEliminar