miércoles, 21 de junio de 2017

Hacer de un hobby una profesión

Ya no queda nadie por despedir. Tú a lo mejor, pero pocos más. Piénsalo

Se me acaba el público objetivo. Jolines. Con lo que me gusta a mí el tema Laboral. Y lo bien que se me da, y lo que me cunde. Pero ya no queda nadie por despedir. O muy poquitos. Es así. Y hay que espabilarse

Leo cienes y cienes de artículos sobre salidas laborales que aconsejan el emprendimiento como solución a todos los males, es decir el autoempleo, es decir lo de ser autónomo-chungo pero con nombre molón "emprendedor", pues he revisado mi vida a ver qué hobbys tengo que pueda convertir en profesión.

Me encanta la recuperación de muebles, el DIY, el decoupage...  pero no me veo la verdad todo el día entre colas y barnices... es chulo porque es un ratito.. 

A mi me gusta el Derecho. Me gusta mi profesión. Me gusta ayudar y no quiero cambiar, ni retirarme al campo a criar vacas (son tan monas, mamá!)  y recoger perros abandonados (sí, si por favor, muchos perros!!!), como me sugiere mi hija.

Y he pensado, pues ya está! Chicaaaaaaaaaa, si a mí de lo que más experiencia tengo es en esto de las relaciones, que me ha cundido la vida, pero a puñaos,... y se me ha hecho la luz! Esto de lo que yo sé, de lo que más he practicado, de lo que más he aprendido, reído y llorado. De mis relaciones! 

imagen: lovevisualmarketing.com
(Si está protegida avisa y la quito)

Pues ya llevo un tiempo llevando,  chatatachán-chán!!!!.... temas de familia!!!

Que esto de creer en el amor y que te salga rana, es un pozo sin fondo de negocio. No falla.
 

La verdad es que es muy gratificante poder ayudar, poner paz, bajar el tono, y llegar a acuerdos en casos que parecía imposible.

También confieso que con mucha frecuencia ves la parte más chunga, soez, cicatera, más.... humana (?) de las personas. 

Estadísticamente hasta la fecha tengo la fortuna de encontrarme con la siguiente situación:  que  el uno o la otra entran con las uñas sacadas del "porsiacaso" pero consigues (como abogado o mediadora o persona que sabe de lo que va esto) eliminar esos primeros temores, pues todo va sobre ruedas por el bien de lo que más importa, los hijos si los hay y en cualquier caso la propia honestidad. Eso por supuesto sin el compañero (a) contrario también es una persona humana normal y decente. Cuando no.... pues ya te lo contaré en otra ocasión...

Y ves cosas, y las analizas, y concluyes en que hay buenas personas que pasan malos momentos, y malas personas que en malos momentos sacan pues lo que hay, y lo que hay es un fondo de barro hediondo y putrefacto. Y cuanto más rascas, más mierda sacas. Porque como me dijo a mí una vez una clienta: al final todo es dinero.

Con dos cojones

Ya te iré contando. Que tengo anécdotas para aburrir y no todas son divertidas


No hay comentarios:

Publicar un comentario